México, una gran alternativa

Actualmente, México está viviendo una de las recesiones más fuertes en varias décadas, sin embargo, hay quienes afirman que existe una luz al final del túnel.

En un análisis realizado por Barclays Research, empresa con presencia en América y Europa, especializada en el estudio e investigación de más de once industrias, que van desde la energía y atención sanitaria hasta la tecnología y los servicios financieros, se da a conocer que el sector inmobiliario podría ser la opción relativamente más segura de inversión, en esta inestable economía.

No es una novedad que la fuerte contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del país tendrá un impacto en el desempleo y consumo. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) prevé una caída del PIB mundial de 6% por Covid-19 y para México se estima, un desplome del PIB de 7.5%.

Sin embargo, los analistas de Barclays Research afirman tener una posición positiva sobre la industria inmobiliaria en México, la cual se fundamenta en cuatro razones principales:

  • Sus altos rendimientos de dividendos para 2021 con un promedio de la industria del 10%
  • Valoración atractiva
  • Bajos niveles de apalancamiento de sus participantes en el mercado de valores
  • Tendencias alentadoras de la industria a largo plazo

Existen, en particular, dos variables fundamentales, las cuales son positivas en el sector inmobiliario industrial, debido a que los analistas consideran que la actividad industrial en el país, debe seguir su curso. La primera variable es la entrada en vigor del T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) donde prevén que muchas compañías mudarán sus cadenas de suministro a México; y la segunda variable es, que el comercio electrónico deberá impulsar la demanda del espacio logístico.

Bajo este contexto y panorama, ¿cómo se podría beneficiar el Estado de Yucatán?

La península de Yucatán, estratégicamente ubicada, es una plataforma logística que representa la interconexión de México con todo el mundo. Al ser un lugar con tantos atractivos turísticos y que ha crecido en el sector servicio, es ideal para el comercio y la inversión, explica Alejandro Granja Peniche, CEO y Fundador de Grupo Colorines. Refiriéndose específicamente sobre el T-MEC, destaca que “será beneficioso porque la Península sirve para la entrada y salida para toda la costa este estadounidense, a la vez que, hace de puente de conexión con Centroamérica y el Mar Caribe”.

Yucatán se vislumbra como un polo industrial que está naciendo. “Mérida tiene 1,250,000 habitantes que principalmente han trabajado en el sector servicio, pero ya comenzó a despegar la industrialización en el estado. Está el Puerto Progreso, el más largo del mundo, punto importante para exportación e importación, con gran infraestructura y con gran capacidad de logística que servirá para atraer a inversionistas, es un puerto boutique para cualquier empresa que llegue porque actualmente se encuentra subutilizado”, señala Granja Peniche.

Bajo este panorama, se estima un crecimiento de la clase media alta en los próximos 10 años que irá de la mano con la industrialización, que, obviamente, se ve beneficiada con el Tratado de Libre Comercio. Esta situación aumentará la demanda de vivienda, impactando de manera positiva en el sector inmobiliario.

¿Por qué invertir en Yucatán?

En los los últimos años ha surgido una gran oportunidad de inversión en la Península, convirtiéndose, para muchos, en el lugar ideal para invertir. Son muchas las razones asociadas a seguridad, calidad de vida, plusvalía, incentivos para las empresas, ubicación, entre otros.

El estado ofrece seguridad, calidad de vida, muchos servicios turísticos. Esto atrae a muchos corporativos no sólo de México sino de empresas internacionales.

Alejandro Granja, explica que “existen múltiples razones que confirman lo antes dicho. Para comenzar, Yucatán se ubica en una zona estratégica, al estar localizado en el Sureste de México, siendo uno de los mejores sitios para visitar, hacer negocios o como el lugar perfecto para una residencia”.

Adicionalmente, destaca, que los grandes rendimientos de la industria inmobiliaria están en la tierra. “En Mérida, la tierra tiene un valor a menor precio con mayor calidad de vida lo que al final es atractivo a mediano y largo plazo”, precisó.

El estado cuenta con una vasta riqueza natural y cultural, la hospitalidad de su gente, mínima contaminación industrial y un ambiente de paz social y laboral, lo que posiciona a Yucatán como un estado con alta calidad de vida; sin olvidar que cuenta con el Puerto  Progreso, además de dos aeropuertos: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mérida y el recientemente reactivado Aeropuerto Internacional de Chichén Itzá, ampliando su conectividad con el resto del mundo.

Con respecto a la situación actual que vivimos en el mundo, Alejandro Granja, nos recuerda que, incluso, ante esta crisis, invertir en tierra puede ser la decisión más segura: “Sin duda alguna son tiempos de cambios, hay quienes ven problemas, otros vemos oportunidades; pero está claro que los bienes inmuebles y la tierra se mantienen intactos, conservan su valor de adquisición e incluso, continúan generando plusvalía día tras día. Yucatán es la mejor opción para mantener segura nuestra inversión y crear nuestro patrimonio”.

Bajo estas premisas expuestas por Granja y considerando el estudio de Barclays Research, podemos concluir que ante los retos que nos impone el confinamiento y todos los impactos que ha tenido en sectores como la economía, México sigue siendo una opción para la inversión en el campo inmobiliario. Es por ello que es importante estar atentos a las oportunidades, para invertir de forma segura y que sin duda, te harán garantizar tu futuro, creando Patrimonio.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!